La Endoscopia Bariatrica como solución a la obesidad

Nuestros tratamientos para la reducción de estómago SIN CIRUGIA permiten una pérdida de peso saludable, sostenible y efectiva a largo plazo. Pon fin a los problemas de obesidad o sobrepeso que padezcas para cambiar tu vida no solo a nivel estético, sobretodo a nivel de salud. Consulta los distintos tratamientos a tu disposición, cada uno de ellos adaptados a las necesidades de cada paciente.

DR. CARRAL: Referente en reduccion de estomago sin cirugia, balon intragastrico, metodo POSE, APOLLO y tratamiento integral de la obesidad…

Si no vamos a hacer más ejercicio, o no queremos, o no podemos, o es muy complicado, solo queda otra solución: comer menos. Ahí es donde entra la batalla que día a día tenemos porque nos gusta comer y no tenemos sensación de estar llenos.

¿Qué podemos hacer?

Además de esforzarnos por cambiar nuestros hábitos alimentarios, ajustando lo que comemos y haciendo un poco de ejercicio, podríamos dejar de tener hambre si nuestro estómago estuviera lleno, así que podemos reducir su capacidad para alcanzar antes la sensación de saciedad, reduciendo mucho la cantidad de comida necesaria para sentirnos llenos.

TRATAMIENTO ENDOSCÓPICO + CAMBIOS ALIMENTARIOS + EJERCICIO = LA CLAVE DEL ÉXITO A LARGO PLAZO

Beneficios del Tratamiento de Reducción de estómago por Endoscopia

El sobrepeso y la obesidad comportar un riesgo para la salud, tanto física como psicológica. La pérdida de peso conseguida mediante la reducción de la capacidad del estómago conlleva múltiples beneficios, entre los que destacan:Al reducir la capacidad del estómago se genera una sensación de saciedad con menor cantidad de alimento y ésta se mantiene durante mas tiempo.

BENEFICIOS FÍSICOS

  • Reducción de la presión arterial alta
  • Reducción del riesgo de sufrir enfermedades coronarias
  • Reducción de los niveles de colesterol
  • Disminución o desaparición de los dolores musculares y articulares.

BENEFICIOS PSICOLÓGICOS

  • Más seguridad y confianza
  • Mayor autoestima
  • Disminución de la ansiedad
  • Mejora de las relaciones sociales

TRATAMIENTO ENDOSCÓPICO + CAMBIOS ALIMENTARIOS + EJERCICIO = LA CLAVE DEL ÉXITO A LARGO PLAZO

Tipos de Tratamientos para la Reducción de Estómago

Entre los distintos tratamientos que se emplea habitualmente para una reducción de estómago sin cirugía encontramos el uso del balón intragástrico o la reducción de estómago por endoscopia, con el método POSE y el método Apollo, haciendo uso de los últimos avances en tecnología, y consiguiendo grandes resultados.

En la Unidad de Endoscopia Bariátrica realizamos una evaluación previa a la intervención, buscando de forma personalizada el tratamiento que mejor se ajuste a las necesidades concretas de cada persona.

BALÓN INTRAGÁSTRICO (BIG)

El balón intragástrico (o balón gástrico) es un tratamiento endoscópico utilizado contra el sobrepeso y la obesidad. La colocación del balón se realiza sin intervención quirúrgica: el balón se introduce por la boca, mediante endoscopia. El procedimiento dura apenas 15 minutos y no se realizan incisiones ni cicatrices externas. El paciente puede regresar a su casa el mismo día de la intervención.

LA INTERVENCIÓN DEL BALÓN I NTRAGÁSTRICO

El balón gástrico se aloja en el estómago durante un tiempo estimado de seis meses a un año, periodo tras el cual se extrae, nuevamente, mediante endoscopia.

El balón retrasa la sensación de hambre y reduce la ingesta de alimentos durante las comidas al producirse antes la sensación de saciedad y haciendo que esta sea más duradera. No hay que olvidar que el balón intragástrico es un complemento y una ayuda dentro de un tratamiento integral más amplio. En definitiva, el objetivo no es solo la pérdida de peso sino también que el paciente adopte unos hábitos de vida sanos y saludables para que no recupere el peso perdido y para que mejore en salud y calidad de vida.

El balón intragástrico ofrece distintas ventajas frente a otros tratamientos contra la obesidad y el sobrepeso, entre las que destacan:

  • Sin incisiones ni cicatrices externas, poco invasiva.
  • Intervención rápida (15minutos) y con todas las garantías.
  • Postoperatorio menos doloroso y sin ingreso.
  • Es reversible, el balón intragástrico (BIG) se retira a los 6-12 meses de tratamiento aproximadamente.

El balón intragástrico está destinado a pacientes con un Índice de Masa Corporal (IMC) a partir de 27. De todos modos, se recomienda acudir al especialista para que determine qué tratamiento contra la obesidad se ajusta mejor a cada caso.

Adelgazar no solo es perder peso sino que también es ganar salud y mejorar la calidad de vida.

MÉTODO APOLLO Y MÉTODO POSE

El Método APOLLO y el MÉTODO POSE son tratamientos de reducción de estómago por vía oral que consisten en la realización de suturas en la cavidad interna del estómago evitando la cirugía abierta, es decir, mediante endoscopia, para limitar de este modo su capacidad.

El Método Apollo y el Método POSE son las técnicas más avanzadas y seguras que existen actualmente en el tratamiento de la obesidad. Son realizadas a través de la boca, por lo que no hay cirugía, y mediante suturas o grapas, logramos reducir la cavidad interna del estómago. Con esto, se logra una pronta aparición de saciedad, con la consiguiente menor ingesta de alimentos.

Estos procedimientos conllevan enormes beneficios, tanto en la salud física como mental. No solo se consigue disminuir la presión arterial o los niveles de colesterol, sino que también desaparecen dolores articulares, se eleva la autoestima, o se consigue reducir o eliminar diabetes, apnea del sueño o hipertensión.

El método APOLLO y el método POSE son técnicas de reducción de estómago vía oral, mediante un endoscopio, que ofrecen una serie de ventajas frente a la reducción de estómago tradicional, entre las que podemos destacar:

  • Técnica segura y poco invasiva
  • Menor dolor y riesgo de infección
  • Ausencia de cicatrices externas
  • Recuperación en un periodo menor
  • Corta estancia hospitalaria

La obesidad y el sobrepeso no solo son factores de riesgo en la aparición de otras patologías, sino que muchas veces suponen un inconveniente a la hora de realizar determinadas intervenciones de otras especialidades (cardiología, traumatología…) y otras actividades diarias tan importantes como dormir o hacer ejercicio.

En muchos casos los especialistas recomiendan el Método Apollo y el Método POSE puesto que permiten una pérdida de peso más rápida, segura y sostenida que un método tradicional como es la dieta sin más. En este sentido los pacientes de Apollo y POSE experimentan una pérdida de casi un 200% más que con tratamiento exclusivamente dietético, lo que permite que sean intervenidos de sus otras patologías con mayor brevedad y seguridad, y restablecer la calidad de vida afectada.

De esta forma el Método Apollo y el Método POSE, al ser exclusivamente por la boca y sin cicatrices, se presentan como tratamientos más seguros y más rápidos que la reducción de estómago tradicional por cirugía.

Están especialmente destinados a aquellos pacientes con un Índice de Masa Corporal (IMC) entre 30 y 40. Sin embargo, se recomienda acudir al especialista para que determine cuál es el mejor tratamiento según cada caso, ya que si tiene un IMC entre 30 y 40 existen distintos tratamientos recomendados que tendrán que valorar.

Seguimiento Multidisciplinar continuado

Es muy importante no limitar el problema del sobrepeso y la obesidad a una simple intervención, pues es necesario abordarlo con un tratamiento integral, asesorado y controlado por distintos especialistas. La intervención endoscópica para el tratamiento de la obesidad es sólo el primer paso para perder peso.

El paciente, durante el tiempo que dura el tratamiento, debe tener el apoyo constante de un grupo de especialistas cuyo objetivo es modificar y supervisar la conducta alimentaria y sus hábitos de vida. En caso de optar por cualquier tratamiento, debe tener en cuenta que tiene que contar, como mínimo, con un servicio de:

Seguimiento nutricional

Un equipo médico se encarga de reeducar los malos hábitos alimenticios que pueda tener el paciente para que pueda perder peso de un modo sano y saludable.

Seguimiento físico

Un equipo cualificado de asesores deportivos, nos permitirá adpartar el apartado físico a cada uno de nuestros pacientes, de manera individualizada y con las mejores garantías de éxito.

Seguimiento psicológico

El servicio psicológico acompaña y ayuda al paciente en las dificultades que surjan durante el proceso.

El tratamiento para bajar de peso debe ir seguido de una etapa de mantenimiento que asiente los nuevos hábitos de alimentación y de actividad física. Dicha etapa es adecuada para no recuperar el peso perdido. Sin actitud de cambio a largo plazo, no se consigue tratar adecuadamente el problema de la obesidad y el sobrepeso.